Historia de una entrevista

1ª…Somos muy jóvenes aún…

(1992)Y el caso es que yo sabía que llegado un momento había que empezar a tomar decisiones, pero esas cosas solo las hacían los mayores, y además, es que les pegaba, eran gente sería. Quién si no iba a ser quien decidiese cosas en este mundo de Dios, quien iba a ser??? pues los mayores. Y nosotros mientras, aquí, tranquilicos, que si nuestro recreo, que si nuestra clase de educación física, nuestros exámenes de ciencias naturales… nosotros, desempeñábamos nuestro papel, también estábamos liaos.

Pero de repente, un día se corrió una voz de que nosotros, que la verdad es que ya éramos mayorcillos, bueno mayorcillos… digamos que empezaba a haber gente más pequeña que nosotros a nuestro alrededor, total, que nosotros teníamos que tomar una decisión, si, una decisión. No podía ser, no tenía sentido, qué habíamos hecho nosotros para merecer esto, algunos se planteaban el dejar los estudios, otros decían que iban a ser futbolistas, era lógico, nadie quería decidir, para qué estaban los mayores sino.

Estaba claro que había llegado la hora de empezar a mojarse, estaba claro, y así fue. Nos vimos obligados a elegir entre ciencias o letras, la mitad de nosotros eligió ciencias, los otros, los que no sabían que elegir, eligieron letras. El caso es que la decisión no era muy difícil, es más, había mucha gente que lo tenía claro, pero otros se dejaban influir por los compañeros, los profesores, la clase que tuviese más luz, en fin, una serie de factores que a otros, no nos importaban.

Pero lo importante es que ya estaba hecho, ya podíamos estar tranquilos, volvíamos a tener una serie de años por delante sin necesidad de hacer las cosas, que incomprensiblemente los mayores, continuaban realizando. A los mayores los tenían total y absolutamente martirizados, cada vez que te cruzabas con un grupo de mayores, te dabas cuenta de que estaban tomando decisiones, seguían tensos, dubitativos… que habrían hecho para merecer eso. El caso es que una vez hecha nuestra primera gran elección, ciencias o letras, pasamos a lo que antes era el BUP, y ahí no teníamos más remedio que empezar a sentirnos importantes.

Durante esos duros años que estuvimos cursando el BUP, estudiamos cosas, que en su día, no sabíamos valorar, cosas que con el tiempo uno se da cuenta de la razón que tenían los profesores, cuando nos decían que había que saber de todo. Cosas como “el mito de la caverna”, las líneas adyacentes, las integrales, la tabla periódica, como calcular la velocidad del tren “X”, para que al niño “Y”, se le cayera la pelota “Z” haciendo un ángulo igual a alfa menos tres, en fin, cosas que cuando uno las estudia piensa que no las va a utilizar nunca, es más piensa que probablemente nunca más en la vida vuelva a oír hablar de ellas. Total es una época en la que uno no sabe en la persona sabía en la que se está convirtiendo.

Cuando ya estabas inmerso en el BUP, uno pensaba muchas cosas, y de hecho cuando ya lo estaba acabando, entendí el significado de estas siglas. La primera, la “B”, representa al primer año, y viene de la palabra “Borrego”, y esto es una cosa muy curiosa, por que uno pasa al instituto, es decir uno ya es mayor, cuando habla con sus padres, piensa para sus adentros, “hay que ver como se nota el paso de la EGB al BUP,  me noto mucho más suelto, hablo con mis padres de tú a tú”, pero sin embargo, es borrego. Tiene guasa, la primera vez que uno se da cuenta de que es mayor, y la clave del resto del mundo es intentar que este haga el ridículo, que si huevos, pintadas, yu yu, en fin  una serie de cosas que le fastidiaban a uno la faena, pero bueno eso pasó, y llegó 2º de BUP.

2º de BUP, viene definido por la “U”, esta letra es por la que se inicia la palabra “Ubicación”, es un gran año, el año del mito de la caverna, creo. Durante este año, te das cuenta de que el temilla este de hacer cuatro exámenes por aquí, un dictado por allá, si no miro al profe no me pregunta, todo eso, se acaba. Uno empieza a saber por qué lleva toda su vida yendo al colegio, por qué el instituto es más complicado que lo estudiado anteriormente, y alguien un día en clase dijo una palabra que a priori, nunca nadie la debería haber mencionado en la vida, “SELECTIVIDAD”, y mira que quedaba tiempo, pues nada, alguien la dijo, qué gran año.

3º, 3º de BUP si que era duro, la letra ”P”, viene de la palabra “Proceso”. La verdad es que lo más duro de tercero, es que no puedes dejar de observar a la gente de COU, además, es que los mirabas y pensabas, “joer, si es que les pega estar en COU” y te imaginas a ti en COU y dices, que va!!, no me pega. COU es ya lo máximo, después de COU ya lo tienes tó hecho, lo que quieras. Total, tercero de BUP es un año agobiante, en el que uno ve demasiado de cerca COU, pero demasiado lejana la universidad, si es que es normal, nosotros somos muy jóvenes aun para pensar en la universidad, y además ¿qué quiero estudiar yo en la universidad? bueno… no lo sé todavía, hay tiempo, tranquilo.

Y llega COU, no veas…COU, casi ná, COU, nada más que COU, COU, un curso más…no es difícil, se hace ameno, sobre todo porque las clases son muy distendidas, hay un gran ambiente de trabajo, los profesores escuchan todas tus dudas y sugerencias, y lo que es más importante, no está uno presionado, nooooo. En COU, las asignaturas, digamos que se complican un poco, solo un poquito y se dan a un ritmo normal. COU, curso en el cual la mayoría de los profesores repiten 7 veces por semana, “no nos da tiempo a dar todo el temario”, y es curioso, porque tú no das abasto, por lo cual está claro que el temario está mal. Seguro que COU también eran tres cursos, como BUP, pero algún  listillo, trastocaría los papeles que lo explicaba, y la lió.

Pero cuando acaba COU, uno en lo único que piensa, es en que se merece un gran premio…es más, es que estoy seguro, que ni los profesores serían capaces de aprobar ese curso, quizás algún profesor conseguiría aprobar su asignatura, y no todos, seguro. Pero total, que después de este instructivo curso, se procede a un pequeño trámite preuniversitario.

Qué es la selectividad, sino un pequeño trámite preuniversitario. Menudo examen…nunca fui capaz de entender semejante proceso, es más, pienso que la selectividad en vez de evaluarnos a los alumnos, la hacen para evaluar a los profesores, o al centro donde cada uno ha estudiado. Los profesores en COU, están nerviosos, no dejan de presionarnos con la selectividad, pero vamos a ver: la selectividad no es un examen de COU??  joer, pues tú, limítate a dar tus clasecicas como el año pasado, y no me presiones de esa manera. Que sí selectividad, que sí el año pasado, que sí el prestigio del colegio. Que pesadilla, dejadnos en paz, evalúa mi nivel y al final de cada trimestre dime si estoy apto o no, pero deja de agobiarte con el temilla de la selectividad. Y es que el problema principal de la selectividad, es que los profesores se ponen muy nerviosos, se agobian, no les da tiempo a no sé qué…y claro, esa presión que tienen por dentro, nos la intentan transmitir desde el día uno, no se por qué, y al final uno se agobia.

Claro, con el rollo este de estar todo el año agobiándote con este pequeño proceso preuniversitario, lo único que al final uno consigue, es que le salga nada más que regular. Está totalmente claro y demostrado por la ASP (Asociación de Alumnos Presionados), que si la selectividad fuese sorpresa, saldría mucho mejor. Normal, está uno tranquilo, y de repente le dicen, mira que mañana a primera hora, tienes un examen increíble de cuatro días y que no sirve para nada lo que has hecho en los últimos 9 meses, y lo de los últimos tres años…bueno, eso es culturilla general, que siempre viene bien. Total que te dicen eso y de primeras, uno se queda un poco sorprendido, es más, mira para atrás por si se lo están diciendo a otra persona, pero cuando se da cuenta de que es él, el único receptor… Dice, comoooooooo????no lo entiende bien, se indigna, se enfada, lo ve injusto, se desespera…pero como el examen es al día siguiente, pues nada, de qué sirve tanto protestar, en fin habrá que hacerlo, por qué no, y el tío coge, lo hace y le sale mejor que de haber sabido la gran noticia del examencito con tanta antelación.

Todo esto es lógico, ese personaje en cuestión no se ha estado calentando la cabeza con el examencito todo el año, no han estado todo el año diciéndole: Ooooooohhhh, selectividadddddddddd, difííííííícil, injuuuuuuuusta, inalcanzaaaaable, prestiiiiiigio, ridíííííículo, competennnnncia. Así no se puede vivir señores, ni mayores ni mayores, es que en COU, debería tener cada alumno asignado un psicólogo particular, para evitar que el alumno caiga en una depresión antes de tiempo, es decir antes de selectividad. Total señores, un auténtico lio.

Pero si todo acabase ahí… noooooo, es que la selectividad lo único que hace es perjudicar. Y es que cuando uno ya estaba más o menos pensandillo en qué iba a hacer el día de mañana, analizando qué carrera podría ser la afortunada de poder tenerme en sus listas, decidiendo en qué sector me desenvolvería con más soltura, y lo que es más importante, pensando de qué manera la sociedad se vería más beneficiada con el uso de mis servicios…total, cuando estás apunto de decidir lo que quieres estudiar, empieza COU, y te dicen: ”Sólo se puede pensar en la selectividad”, alaaaa, con lo poco que faltaba, pues nada. Es más, si le planteabas a cualquier profesor una duda, sobre la futura elección de la carrera que guiaría tu futuro, o una preguntilla sobre el temario que te dio el mismo la semana anterior, la respuesta automáticamente solía ser: “Noooooooooo, basta ya de pensar en tonterías, en minucias sin importancia. Pensemos en lo único. La selectividad.”

Total que uno, no puede decidir que es lo que quiere ser de mayor, hasta que tiene en sus manos los papeles de elección carreril, y claro, tiene que esperar a que la señora selectividad le diga: ”su nota a partir de ahora es, la misma de siempre, menos tres puntos. Venga hasta luego…”

Y bien, en este momento empieza, “la decisión”. Con la cantidad de cosas que hay que hacer en el mundo, con la cantidad de gente que está dispuesta a ofrecer sus servicios. Tú te crees que yo, como muchos otros que nunca hemos sabido que queríamos ser de mayores, por que de hecho no teníamos ni claro si quisiéramos ser mayores algún día, pues eso, tú te crees que yo, he tenido tiempo para decidir qué quería estudiar. Vamos a ver señores, está claro que lo que no puede ser, es que justo el año anterior al de “la decisión”, pongan un curso como COU, no, eso no puede ser, en COU no hay tiempo para pensar en nada. Cada vez que uno se paraba a pensar, qué podía estudiar al año siguiente, cuando se quería dar cuenta, “le” habían suspendido doce o trece exámenes. Y claro, a veces era hasta mejor no tener ni una ligera idea de lo que querías estudiar, por que muchas veces, después de la señora selectividad, pasabas de tener ciento veintisiete opciones, a tener cuatro.

Total, que yo, que siempre me han gustado las cosas bien hechas y sin prisas, decidí hacer COU también durante los meses de verano, para así poder dedicarle algo más de tiempo a algunas asignaturas, y lo que es más importante, para no tirarme tres o cuatro meses sin hacer nada. Pues eso, que yo cuando me puse a elegir la carrera en la que quería entrar, y mira que no fui muy exquisito, no entre en nada, o bueno, si entré en una, la que puse en quinta posición, que no sabía ni de lo que iba el tema, lo puse para rellenar, total que no entré en nada. Y claro después de ese duro palo…porque no sé si lo entendéis bien, no entré en nada…qué hice yo para no entrar en nada? Yo no era un alumno brillante, no, pero los profesores estaban contentos conmigo, sacaba notas buenas, otras regulares, pero lo que es más importante, finalmente con esfuerzo las cosas salían palante.

En fin, que no entré en nada. Seguro que no os lo creéis…pensareis: “ya está este con las bromas, es que no cambiará nunca”. Nooooooooooooo, que no entré, es verdad. Mirar, yo reconozco que nunca me ha gustado tomar decisiones, pero durante mis años en el instituto, por lo menos diecisiete o dieciocho veces pensé, qué podría estudiar el día de mañana, no decidí nada, pero lo pensé. Y para qué?, pa ná. No tengo palabras para expresar lo que sentía, era curioso, cuando menos. Yo, personalmente, yo, no me lo merecía, vamos a ver, es que parece que en mi expediente ponía: “cuidado con éste, que le ha pegado a un ochenta por ciento de los profesores que le han dado clase”, como diciendo…yo que vosotros no lo admitía. Pero es que no era así, vamos, no tenía por que ser así. Pues eso, un tío como yo, con unas cualidades como persona, que hubiesen subido la categoría de la facultad que me hubiese cobijado entre sus muros. Un tío del que hubiese podido presumir cualquier profesor el día de mañana al observar mi trayectoria profesional…pues eso, un posible alumno ideal, no entré en nada. Eso es muy duro señores. No tenía grandes notas, no. La selectividad no es mi fuerte, no. Pero tampoco elegí una ingeniería, ni ninguna carrera fuera de órbita, elegí carreras que pensé que me podrían gustar, como empresariales, económicas, dirección de empresas. Pero lo dicho.

No entré en nada, y uno piensa, ahora qué se hace, hay que empezar otra vez desde 1º EGB? Quizás desde 1º BUP? Quizás no tiene solución? Claro, una de las cosas que piensa uno es que no tiene solución y que por eso existen los vagabundos, tampoco entraron en nada, o quizás los que no entran en nada, se dedican a vigilar y a corregir los exámenes de selectividad, por que no veas que cachondeo, o los políticos, no sé, no sabía que podía hacer en ese momento, pero el caso es que había que buscar una solución rápida, y eso hice…

 2ª…Y mientras tanto buscando curro…

(1998)En principio pensé, hay que ver que voy a tener que estar un año de vacaciones, que diga, hay que ver que voy a tener que estar todo un año sin hacer nada, para ver si al año siguiente entro en alguna carrerica, como todo el mundo, total que estaba dispuesto a hacer ese sacrificio, pero no, no fue así. Un gran día, mi madre, la cual no os he presentado todavía, llegó a casa, con una magnífica información, había visto “la solución”, en un anuncio, que a su vez estaba estampado en la parte trasera de un autobús de línea, no veas… ahí encontramos “la solución”, curioso eh?

La solución fue entrar en una escuela privada de negocios, en la cual, evidentemente, no miraban las notas que habías obtenido en los últimos 9 años, para haciendo una media, seleccionar a la gente más cualificada para rellenar los pupitres de sus aulas, no. Ellos miraban otras cosas, y no, no pusieron muchos problemas. Pero en fin, no voy a extenderme en los 4 años que pasé en esta escuela de negocios aprendiendo bastante y formándome para ser un futuro “hombre de empresa”.

El caso es que un día acabé de estudiar, había aprobado todas las asignaturas, como buen alumno que soy, y me disponía a formarme profesionalmente y a comenzar mi andadura por el mundo de los trabajadores primerizos, que en principio lo único que quieren es una oportunidad para aprender y para demostrar. Pero, ¿cómo se consigue esa oportunidad?, ya me llamaran…o quizás un día me paren por la calle y me digan, “eeeh, tú fuiste el que acabaste no? Únete a mi equipo de trabajo”…o algún día viendo la televisión tranquilamente en mi casa, saldría un personaje diciéndome donde tenía que ir a trabajar…el caso es que no estaba seguro, pero al parecer no era así. Había que buscar trabajo!!!!!!!!!!! Vamos eso es increíble, veintitrés de veinticuatro años de mi vida estudiando como un animal, para que después, encima de todo, tenga que ir pidiendo trabajo por favor, es increíble.

Y nada, que se le va a hacer, había que buscar trabajo. Que ganas tenía de dejar los procesos a un lado, y de una vez por todas hacer algo estandarizado, algo monótono,  todos los días lo mismo, aprender, demostrar, ganar… esas cosas por las que he estudiado sin parar el ochenta y siete por ciento de los días de mi vida.

Ya uno, definitivamente, sabe que es mayor, e intenta hacer vida de mayor y mientras tanto buscando curro que es el más coñazo de los procesos que he tenido que afrontar desde que tengo uso de razón, es decir, desde que estoy buscando curro.

Uno tiene que usar todas las fuentes disponibles, desde Internet, la prensa, hasta el boca a boca y por qué no, las páginas amarilla… hay que tirar de todos los recursos habidos y por haber, y cuando uno está ya metido en la dinámica de buscar trabajo, se siente bien, es una cosa monótona, la tienes controlada, tu te pones tu ritmo, tus metas, todo está tu bajo control, pero lo peor es cuando me llaman…….. si, si. Con lo a gusto que estaba yo, mandando currículum a mi bola, sin comerme la olla, y van los pesaos, y de vez en cuando me llaman, dejadme en paz tío!!!!!!!….

¿¿¿¿Os he llamao yo a vosotros?????

-coño si queréis saber algo de mí… mandadme vuestro curriculum, como he hecho yo, joer que tíos, no tienen paciencia pa ná, ahora les entran las bullas. Total…

              Y van los tíos y  me llaman por teléfono…..

No veas, si he tenido suerte, nooo?

…o es que están desesperados?

…quizás es que mi currículo…, mi experiencia…, mi formación…, mi saber estar… que leches!!!, habré tenido suerte…pero en fin, a ver lo que dicen ..

A mi lo que más me mosqueaba, era cuando los tíos de buenas a primeras te decían:

 «oye que nos interesas», y uno se pregunta  ¿y eeeeso?, te dan ganas de preguntarles, seguuuuuro?, pero te callas y piensas… Que yo les intereso a estos….? MALOOOOOOO, algo chungo se traen entre manos los tíos estos, no sabe uno si denunciarlos directamente o si atenderlos a ver lo que quieren…

…..y efectivamente, finalmente esos tíos a los que tanto les interesabas, vieron tu curriculum, y dijeron:

-«No veas el pringao este, lo vamos a poner a patear la ciudad, a ver si no le importa trabajar 17 horas al día, «de wen rollo«, cobrando…. ¿cobrando?, mejor no, total…está empezando…»

…e incluso después de hacerte esa gran oferta, a veces está uno que no sabe qué hacer…, que lleva ya varios meses sin currar de nada, y sin un duro, y uno dice, «pues mira acepto el curro, no se por qué, pero lo acepto», y cogen ellos y a veces te dicen:

 «POS AHORA NOOOOOOO», ahora no te queremos nosotros…

Y entonces uno piensa, “no veassssss, no me quieren ni pa reirse de mí”.

total, UN LIO….

Pero bueno, cuando se da este tipo de conversación los entrevistadores utilizan claramente la técnica de la sorpresa. De buenas a primeras te dicen: “Nos interesas… ” (alaaaaaaaaaa) y claro, ya te tienen donde ellos quieren. Está claro que a uno le gusta que le digan esas cosas, por lo cual uno ya está cegado, y piensa: “con lo que yo valgo, si yo le intereso a esta gente, es por que el puesto solo lo podemos llevar a cabo unos pocos…” está claro… Pos toma… COMERCIAL DE BOLÍGRAFOS (Y LOS MONTAS TÚ EN TU CASA).

      …..Pero también hay otras estrategias usadas por los entrevistadores, que se ajustan mucho más a mi perfil, en esta otra estrategia, uno ya dice:”Ahora SÍ.” Esto si es un proceso en condiciones, que tíos más serios me cago indiez, como me gusta a mí. Ante todo educancia…  y así suele ir la cosa:

2. …Estos te dicen… (estos parecen más serios):

  • Hola muy buenas, Andrés Raya ?????????
  • Si, soy yo. (en este momento se dice uno, por ahora me está saliendo esto bordao) Pues te llamamos de (..una empresa…), y era para ver si seguías interesado en el puesto de trabajo que estábamos ofertando????????
  • …(ya uno ni se acuerda de qué puesto era, pero en fin…) Si, si, claro, me sigue interesando, hoy mismo me he acordado de ustedes.
  • Pues mira, si té pasas mañana a las 6 de la tarde te hacemos una entrevista, te viene bien??????
  • (Y uno piensa para sus adentros…,hombre para un día que no me iba a quedar tirado en mi casa agustico, e iba a tomarme un café con unos amigos…., pero bueno, a veces uno tiene que hacer un esfuerzo)MMM, si, a las 6 has dicho no? Perfecto, mañana nos vemos, muchísimas gracias (esto último hay que decirlo, por si sirve de algo, y además, que uno es educado, y que son muchos años estudiando).

Y cuando uno cuelga, piensa. (…) pues tío, me han llamao.

 Y se dice,… coño si es que es lógico, si es que lleva uno toa la vida estudiando, esforzándose, mostrando interés hasta por los detalles más insignificantes, y lo que es más importante, que uno es educado, muy educado,  y tiene una presencia muy buena allá donde esté. Estos tíos se pueden dar con un canto en los dientes. La vin!!, que suerte han tenido.

Y uno tan tranquilo dice, pues muy bien, mañana mi entrevista, y a ver lo que pasa……PUESSSSS NOOOOOOOOO, de repente se lo cuentas a la gente, y empiezan:

  • El primero te dice, Oye, que muchísima suerte para mañana eh?????, y tú……….., pos gracias, ya te contaré, no sabe uno si tiene que abrazar a su amigo en ese momento, que bonito es esto de las entrevistas, dice uno, y es que tiene uno amigos muy detallosos, tiene que estar uno agradecido, total, es normal.

  • Luego te encuentras a la Paki y no es menos: Joerrrrrrrrrrrrr, una entrevistaaaaaaaa, y estás nervioso???????? aaah, pos nó, yo voy a ver que pasa, una entrevista como otra cualquiera…Jooo tío pos yo estaría atacá. Pos yo no, pero en fin a lo mejor mañana me pongo nervioso……una amiga que se preocupa por uno, es normal.

  • Y a Pakillo es que lo has dejado grabado cuando se lo has dicho, y te dice: Una entrevista, que caaaaaabrón!!!!!!!! (como diciéndote……. a partir de hoy, eres una persona más importante, has subido un escalafón, que profesional estás hecho). Este tío está orgulloso de ti. Y tú estás tan tranquilo….no veas con el Pakillo, no sabía que éramos tan amigos, en fin, puede ser normal.

  • Luego te encuentras a tu amigo ese que todo esto ya lo ha pasado,,, o al menos eso dice…..Coño una entrevista!!!(éste se ha preocupado). O sea, que mañana de chaqueta y corbata...(.y tú dices…YOOOOOOO, chaqueta y corbata? ¿Qué pasa?? que tengo que ir disfrazado de mi padre o qué???,que va colega, yo voy normal,)Normal???????????????? Pero no me has dicho que tenías una entrevista????? (Pues siiii), joer tío como eres, por un día que vayas en chaqueta y corbata no te pasa nada eeeeeeeehhhhhhhhhhh???????, (no veas que pesadito este con la corbata, Bueno, ya veré…). No veas el manolo este cuando sea padre, los hijos van a flipar, van a ir con un lacito la mar de mono el primer día a la guardería, seguuuuuuuro…en fin, lo hace con buena intención. Pero, será normal…..?

Y es que los amigos no se dan cuenta, pero hacen daño, perjudican y desmotivan…Tú para ellos, no para todos, pero para muchos, eres el que no hace nada, el que vive mejor de todos. Vamos increíble, que no hago nada. Para empezar, buscar trabajo qué es?, echar currículums , no?, y yo que hago…pues eso. Es que hay amigos que te ven, y les sale una sonrisa total y absolutamente profident, entonces se te acercan, te dan unas palmaditas en la espalda, y te dicen: “quéééé, estarás cansao no?, que cabrón, a que hora te has levantao hoy? Seguro que hace un rato, ahí que ver como te gusta vivir la vida, que no haces ná pájaro, has empezao a buscar trabajo o no? si es que no haces ná, tío, eres el único del grupo de doscientos amigos que no hace ná, que descojone, no te da cosa?????”………a tó esto las palmaditas del tío este, cada vez se vuelven más frecuentes y más fuertes, que bien me caes hijo mío, piensas para tus adentros. Y claro en ese momento de lo único que tienes ganas, es de decirle: “mira capullo, me hubiese gustado saber donde leches estarías tú ahora mismo, si no estuvieses trabajando en la empresa del novio de tu padre”, pero en fin uno se aguanta algunas cosillas sin importancia.

Y volviendo al tema anterior, y después de todas las cosas que te han dicho tus amigos cuando les has comentado que tenías una entrevista. Cuando te encuentras al siguiente “amigo” por la calle, le dices directamente:

”Colega mañana tengo una entrevista y esssstoy acojonao perdio, supongo que me pondré la chaqueta y la corbata, que uno es ya un tío serio,  y en fin así están las cosas, a ti te va bien nooooo?, bueno deséame muchííííísima suerte, vennnnnnnnga hasta luego….””

Y dice uno, qué es?…..eso es lo que hay que decir. Coño pos se dice. Pues no que va uno atacado al ratillo ese de charla,……. no veas que estrés. Como no tiene uno cosas en que pensar y encima esto, anda ya hombre!!!! Aquí ya se empieza a plantearse uno si merece la pena esto de “ofrecer sus servicios”, que al fin y al cabo es lo que hace uno, ellos tienen una cosa sin hacer y yo llevo desde que nací engordando currículo para poder hacerla, bueno, que lo hace uno con buena intención, por que uno no es egoísta, ni mucho menos.

Total que al final va uno a las 6 de la tarde del día siguiente a la entrevista, aunque yo prefiero llamarlo “ratillo de charla en el cual se intercambia una información con el fin de ver, si al interesado le interesa lo interesante, y de si a lo interesante le interesa el interesado…..”, total…un lío, pero mucho mas bonito hijos míos. TANTA LECHE Y TANTA LECHE…..

Bueno y va uno y le pasan directamente a la mesa de la “””charlilla”””(por no repetir todo el nombre anterior)

Y atencióóóóóóóóóóóón, la cosa va empezar……

PRIMERA PREGUNTA: (que además uno piensa…….. “espero empezar esto con buen pie, por que el hombre este está muy serio y espero no fallarle…, ya que me ha encontrado”)

  • (el hombre se queda pensando, y tu piensas: Venga hombreeee, que no tiene uno tó la tarde) y té diceeeee: MMMMMMMMMMM, tu eres Andrésssss, VERDAD??????? (no veas)

y le dices, SI, SI, Andrés,,,, Andrés Raya.  (Claro, algo tendrás que añadir, para demostrarle al tío este que está uno preparao.)

to be continued…”Soy un pájaro”

Amigos, han pasao unos cauntos meses desde que comencé a escribir esta historia, mi historia, y de hecho han pasado muchos meses desde que escribí la frase :”Soy un pájaro”.

                Antes de nada, o después de todo lo anterior, me gustaría decir una cosilla, que no por pequeña tiene poca importancia. En fin, que lo que os quiero decir, es que el que piense que esta historia es mu gaciosa, pero que ya es suficiente, que deje de leer, que a mi, me da igual…que tio que si os gusta, que way, pero que si no os gusta o simplemente teneis la vista cansada, que lo dejeis, que no pasa ná. Yoo, yo, no me gano la vida con esto, nooooo…simplemente escribo por que me apetece, y porque evidentemente no tengo nada mejor que hacer, lo cual no tiene por que ser un hecho triste…está claro. En fin, un lio.

            Lo mejor que tiene el escribir lo que a uno le apetece, o lo que a uno le pasa por la cabeza, es que uno es libre, y no necesita estudiar cada frase, pero la evidente parte negativa es que de vez en cuando esa escasez de profundidad en las esplicaciones o de detalles en mis historias, lo puede hacer complicado de entender para aquel que nunca se haya sentido yo. Quizás, solo quizás, consiga que alguien se sienta yo, en alguna parte de mi historia, y eso no estaría mal. Pero lo dicho, no me marco objetivos…síganme los wenos….

el personaje en cuestión, en este caso el entrevistador, le echa un vistazo al CV, mu serio y pensativo…y claro, es que sa quedao sin palabras. LÓGICO!, coño si es que después de una vida entera dándole de comer al Señor Vitae, pues claro, lo que pasa, que ahora el tio está la mar de mono. Irresistible.

SEGUNDA PREGUNTA: Andrés, Qué sabes de nuestra empresa???… (INCREÍBLE…  ma pillao.) Por Dios… es que son ganas de ir eliminando candidatos. No podían hacer preguntas normales???? En plan: Cuáles son tus Hobies? Cúal es tu deporte preferido? Qué quieres ser de mayor? Joer, las cosas que nos han preguntao to la vida. NOOOOOOOOOOOOOOOOOOO……. el tio este pregunta, que qué se de ellos??

  • ( Ahí ya uno se da cuenta de que esto ya no tiene solución, y además se para a pensar y se dice,…aquí esta tol pescao vendio, vamos a acabar rápido con esto)
    • pues mire usted, no sé gran cosa. Mire, Yo es que llevo toa mi vida estudiando, sabe usted, y ahora estoy buscando trabajo…. y claro ustedes han puesto un anuncio en el diario con más tirada de la ciudad, y COSAS QUE PASAN, lo vi, y eso… eche el currículo. Y me llamaron. Y lo que si le podría decir de su empresa, es que prácticamente seguro que están buscando a alguien, no se si a usted se lo habrán dicho… Y……ESO.

Para que voy a seguir narrando esta entrevista. Lo único que os puedo decir es que el tio me dijo que se había llevado una muy grata impresión conmigo, que estaba muy contento y que lo más seguro es que me llamasen para empezar a trabajar a la semana siguiente, probablemente el miércoles a las 5 y media me llamaría.

La verdad es que es una gran noticia, a pesar de haberme pillado en esa segunda pregunta, me supe reponer y saque el tema palante

PUES NADA…ya tenía trabajo, la verdad es que había sido fácil, pero lo más importante era descansar mucho hasta el miércoles, y claro, contárselo a to el mundo, Que no tos los días se consigue un trabajo.

Esa era como la semana de transición, entre el Andrés estudiante y el Andrés….no estudiante.

Y bien, llegó el gran día.  Es decir el miércoles, y luego el jueves y luego el viernes…y hoy han pasao 2 años y pico, y el tio ese sigue sin encontrar mi teléfono en el currículo. Lo tendría que haber puesto más grande?? Creo que se le perdió mi currículo, por que el tio dijo que me cogería a mi, en fin…que desastre de tio.

Pues eso pasó con mi primera entrevista, también pasó con la tercera, la cuarta y la quinta… Siempre resultaba ser el mejor y me adaptaba perfectamente al perfil que ellos  buscaban y que yo nunca entendía. He salido con trabajo de prácticamente todas las entrevistas que he hecho, lo que pasa es que mi móvil no funcionaba bien, creo.

Un día fui a una entrevista, bueno, a otra entrevista. Oxford University Press, el nombre era buenísssssimo, me encantaba. Ya eran muchas las entrevistas, repito, ya eran muchas las entrevistas que había hecho y estaba harto de ser el “elegido”. Pues señores, Que entrevista!!!!!!!!!!!!!. Me hicieron preguntas impresionantes, fue natural, fue intenso, fue profunda pero a la vez superficial, fue real, fue una prueba de fuego, fue una charla, fue un momento, fueron 3 pruebas de media hora y 2 charlas de 1 hora. Bueníssssssimo.

Es muy difícil intentar llevaros allí solo con unas líneas, El personaje que me entrevistaba era un hombre de unos 50 años, muy serio, con un peluquín, que no parecía ser suyo. Él en realidad intentaba aparentar 28 recién cumplios… y repito muy serio, pero a la vez muy próximo. Ese tío me quería conocer, quería saber quién y cómo era yo… las pruebas previas las había hecho bien, pero esto ahora era otra historia.

Me empezó preguntando por mis estudios y lo típico de formación y demás…. pero de pasada.

 Y me preguntó por los Hobies. Le dije que me gustaba pescar, y automáticamente me preguntó:

  • Agua dulce o agua salada?
  •  Dulce.
  • Pantano o Río?
  • Río
  • …(Y OLVIDÓ EL TEMA)……me hizo pensar en un río y en una trucha y en los pájaros cantando, durante medio segundo. Ese tio era pescador. Bueno, nuca lo sabré.

Señores, este tio, a ver como os lo explico, estuvo 1 hora haciéndome preguntas sin parar, algunas sin sentido, pero este tio me valoró, se interesó por cosas que nunca nadie se había interesado, él hacía su papel, pero era un tio curioso. Me dijo de él tantas cosas como yo le dije de mi. Me contaba que su primer trabajo había sido borrar pizarras en el colegio y que lo pasó mal en su infancia. Trabajó mucho. El era un tío muy interesante, aprendí de él, y se que a él le sorprendí también. Consiguió que yo fuese yo, cosa que me da puntos siempre y que es de lo que se trata, y me hizo ver como era él realmente.

El pájaro este me ofreció uno de los 3 puestos de trabajo que tenían, pero era el único que no me interesaba, cuando hablamos me dijo que le había gustado entrevistarme y me deseó suerte en la vida. COÑO!!! Me cago en tó, como tiene que ser… y no tanto formalismo PA NÁ.

La vida es muuuu fácil señores.

Uno tiene que ser uno mismo y buscar su felicidad, y si puede hacer que la gente de su alrededor sea feliz también, bienvenidos sean. Pero, lo dicho, el corazón no es una cosa que al salir de casa se deja  en una vitrina bonita pa que no se ensucie, el corazón es lo que hay que utilizar para poder ser una persona, sino, seríamos ordenadores, semáforos, farolas, maquinas sin sentimientos, escobillas del retrete . Tenemos que ser egoístas con el corazón, y todos saldremos beneficiados y seremos más  felices. El pensamiento es la manera de dar forma a lo que el corazón quiere decir. Pero si se piensa sin mirar el corazón…..MALOOOOOOOOOOOOOO.

En fin, que me liáis y  al final me hacéis decir cosas raras…

El caso que ya no podía más, sabia que aquella iba a ser mi última entrevista…..o mejor dicho, que aquella etapa había acabado. La vida se divide por etapas, y esa había acabado. Estaba claro que el libro de  “La vida estandarizada” ahí fallaba. Yo nunca he apoyado mucho ese libro en cuestión, y el caso es que la mayoría de la gente siempre lo había seguido y parecía irles bien.

Tras esa cadena de meses echando curriculums, haciendo entrevistas, cursos de formación, viendo pasar el tiempo, pensando en el pasado, intentando dibujar un futuro, intentando imitar a la sociedad, descubriendo realidades, descubriéndome realmente, total, después de aquellos 10 meses intentando engancharme al ritmo que marcaba el libro de “La vida estandarizada” , decidí cambiar de aires, y marcarme mi propio ritmo.

3ª…y al fin descubrí la realidad…

(2003)Si señores, estaba claro que no iba por buen camino. Vamos a ver!!!!!!! Como iba a ir por buen camino si no me estaba realizando como persona, lo cual no quería decir trabajar, que conste. Quiere decir que no me sentía yo, o quizás que no me quería sentir yo, por que realmente no era feliz, no estaba siguiendo el camino que me pedía el cuerpo, simplemente estaba siguiendo el camino estándar y la vida tiene infinitos caminos, y no sólo uno es el correcto.

Cuando uno ya se conoce, si es que llega a conocerse, lo que tiene que hacer es buscar su bienestar personal, y el de la gente que le importa, pero ante todo tiene siempre que seguir la flecha que le marque el camino hacía su felicidad.

Total, que decidí irme a trabajar donde fuese, y de lo que fuese, durante los meses de verano, porque quizás eso me ayudaría a orientar mi vida o simplemente para recargar energías

Pajarillo Volador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.